Depósitos del Sistema Bancario

Depósitos del Sistema Bancario

Al cierre de la segunda semana de septiembre, los depósitos en el sistema bancario registraron una disminución de 0,5%, equivalente a $125 millones, con respecto a la semana previa. De esta manera, el total de depósitos se ubicó en $25.162 millones.

En relación a la segunda semana de septiembre de 2017, por su parte, los depósitos crecieron 6,7%, lo que significó un incremento de $1.587 millones.

 

Índice de confianza del consumidor

 

Al cierre de agosto de 2018, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se ubicó en 37,5 puntos, lo que representa una reducción de 2,3 puntos frente a julio. Además, frente a agosto de 2017 existe una contracción de 1,5 puntos. Cuatro de las cinco ciudades (Quito, Guayaquil, Cuenca y Machala) para las que se presenta información registran contracciones en el ICC. Solamente Ambato registró un aumento en su ICC frente al mes anterior.

 

Depósitos del Sector Público

Al 21 de septiembre, los depósitos del Tesoro Nacional disminuyeron $26 millones con respecto a la semana previa. Durante el mismo periodo, mientras tanto, los depósitos del Gobierno Central se contrajeron en $32 millones. Finalmente, con respecto a la semana anterior, los depósitos del Instituto de Seguridad Social (IESS) se redujeron en $119 millones, equivalente a una contracción de 19%.

Reservas Internacionales vs. Depósitos del SPNF

Al 21 de septiembre las Reservas Internacionales (RI) cerraron con un saldo de $2.311 millones, lo que representó una contracción de $275 millones, con respecto a la semana previa. Este cambio responde principalmente a la reducción de $277 millones en el rubro de Posición Neta en Divisas. 

El saldo de reservas bancarias y emisión monetaria, mientras tanto, bajó 2%, ubicándose en $4.017 millones. Las RI, por tanto, cubren el 58% de los pasivos monetarios totales y el 59% de las reservas bancarias. 

Finalmente, los depósitos del Sector Público No Financiero (SPNF) se redujeron en $201 millones. Cabe señalar que una vez descontados los pasivos monetarios, estos depósitos no estarían cubiertos por reservas líquidas.